Después de varios años yendo cuesta abajo se ha confirmado por parte de Microsoft que Windows Phone, el cual es un sistema operativo para móviles, ha muerto definitivamente.

La compañía ha anunciado que ha dejado el desarrollo del mismo y que se limitará a ofrecer soporte para las versiones que existen actualmente.

Joe Belfiore además ha confirmado que Microsoft pagó a los desarrolladores de aplicaciones más populares para que estos crearan versiones para Windows Phone.

El problema es que estas versiones nunca llegaron a salir ya que el número de usuarios era demasiado escaso.

Ahora Microsoft se empezará a centrar para que sus aplicaciones funcionen en diferentes sistemas operativos como ya vimos hace unos días que Windows Edge será lanzado para Android.

¿Quiéres recibir las mejores ofertas? Métete en nuestro canal de Telegram totalmente gratis para recibirlas.