Samsung lleva un tiempo trabajando en una nueva tecnología para poder hacer pantallas de terminales plegables. Pues bien la compañía Samsung ya lo ha certificado en Corea por lo que lo podremos ver este próximo año 2018.

El terminal Samsung Galaxy X sería el primero terminal de Samsung cuya pantalla sería plegable o flexible y por supuesto funcional por lo que este hecho podría marcar el rumbo de futuros smartphones.

El teléfono flexible de la compañía surcoreana acaba de pasar certificación en la National Radio Agency de Corea el Sur, además el teléfono ya pasó certificación en la WiFi Alliance hace unos meses donde se desveló que dispondría conectividad Bluetooth 4.1 y Android 6.0.1.

Este proyecto de móvil flexible se venía conociendo como Project Valley y sería la forma de entrada de Samsung de los teléfonos flexibles.

¿Quiéres recibir las mejores ofertas? Métete en nuestro canal de Telegram totalmente gratis para recibirlas.